jefe

los filósofos comen las cabezas de los jóvenes. pero por

aquél entonces, no había fechas ni horas, así que la gente

tenían pocos hijos y morían lentamente. y si

tuvieron uno o una, pues es poco, es chico o chica. solo

hay que darle un poco de comer cada día, pero

los días se van pareciendose el uno al otro, es que no hay

fechas, sabes, sin relojes por completo. y te

va a parecer paradoja, si sabes lo que significa eso, pero

el Viejo que trabajaba en el portal, todavía trabajaba

y ya había trabajado. cristo no había nacido, así que

todavía no había fechas, sabes, no hay fechas, no hay

por qué apurarse, si no hay fechas, y los bebés vienen

como miel, aullando dulcemente, es que ya había y

todavía estaba. no hay por qué morir en una situacíon

semejante, no hay pa tanto, es así, así es, o era, o será.

This entry was posted in poetry. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s